Se estima que en México suceden entre 250 mil y 280 mil infartos al año, lo qu significa que cada hora ocurren 32, uno cada dos minutos, según la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM)La enfermedad arterial coronaria (CAD) sigue siendo una importante causa de muerte en nuestro país y a nivel mundial, ésta enfermedad es cuando se tapan las arterias que suministran la sangre al músculo cardíaco debido a la acumulación de colesterol y otros materiales. Esta acumulación se llama arterioesclerosis. A medida que esta avanza, fluye menos sangre a través de las arterias. 

 

Las terapias regenerativas con células se perfilan como posibles tratamientos para el infarto al corazón. La evidencia clínica ha mostrado que la administración intracoronaria de células madre mesenquimales de médula ósea (BMSC) puede mejorar la fracción de expulsión y reduce el tamaño del infarto. Sin embargo, la viabilidad y la función de las células madre adultas autólogas disminuyen con la edad, especialmente en pacientes con infarto al corazón, lo que limita significativamente su viabilidad para el trasplante clínico, por tanto, se deben explorar otras fuentes de obtención de células madre.

Las células madremesenquimales derivadas de la gelatina de Wharton (WJMSCs), constituyen una alternativa atractiva a las células madre autólogas para terapias cardíacas basadas en células madre. 

 

A diferencia de otras fuentes de células madre, las WJMSCs muestran mayor potencial de diferenciación cardiovascular y, lo más importante, tienen privilegios inmunes y pueden ser trasplantadas en receptores no relacionados.

 

El estudio se realizó en una población de 160 sujetos de 18 a 80 años de edad divididos en 2 grupos (todos los sujetos firmaron el consentimiento informado). Al primer grupo (grupo WJMSC) se le administran 6 × 106 WJMSCs mediante infusión intra coronaria durante los días 5-7, al mismo tiempo, al segundo grupo (grupo placebo) se le administra un placebo inyectado por el mismo método. La seguridad se evaluó en los días 0 y 3, así como 1, 4, 12 y 18 meses después del tratamiento.

 

Esto sugiere la posibilidad de un producto celular alogénico o heterólogo (que pueden ser de otro ser humano), que puede ser utilizado durante el marco de tiempo óptimo para terapias basadas en células madre después de un IAM, o incluso aplicarse directamente después de la revascularización.

 

Aunque este ensayo clínico piloto y otros estudios clínicos han mostraron resultados prometedores para el uso de células madre alogénicas o heterólogas, hasta la fecha no existe evidencia convincente de la seguridad y eficacia terapéutica del uso de WJMSCs en los seres humanos.

 

 

FUENTE:

PAÍS DE ORIGEN: CHINA

INSTITUCIÓN: Navy General Hospital, Beijing.

Clinical Trial: NCT01291329.