La estadística del Cucaiba se dio a conocer durante un encuentro internacional de medicina regenerativa. Expusieron estudios que prometen regenerar la piel de los quemados con células madre, curar la esclerosis lateral y otros avances sorprendentes.

En los primeros seis meses del año, la donación de tejidos y órganos para trasplante se disparó en los hospitales de la Provincia –incluido el “Abraham Piñeyro” de Junín-: aumentaron un 123 y un 30 %, respectivamente, en comparación con el mismo período del año pasado. Además, se hicieron un 21 % más de trasplantes.
Pero las buenas noticias no se limitan a esos resultados. El Cucaiba, que es el organismo del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires que se ocupa de los trasplantes, realizó en la Casa de la Provincia un Meeting Internacional de Medicina Regenerativa e Ingeniería Tisular en el que se expusieron investigaciones tan esperanzadoras en la solución de enfermedades graves que parecen de ciencia ficción.

Son ensayos clínicos con células madre, que prometen soluciones contra grandes quemaduras, patologías neurodegenerativas como la esclerosis lateral amiotrófica, lesiones cruentas y problemas mentales de la vejez. 
Algunos ejemplos: un estudio a cargo del laboratorio de Medicina Regenerativa de la Provincia está cerca de regenerar la piel de personas quemadas a partir de células mesenquinales, un tipo de células madre que se encuentran en la pulpa de los dientes. De concretarse, se podría crear una suerte de “piel en spray”, que evitaría la altísima mortalidad de los quemados catastróficos.
Otra investigación en marcha podría generar órganos bioartificiales: sobre una matriz acelular se siembran células madres capaces de generar vasos sanguíneos, paredes arteriales y hasta corazón.
Hoy se sabe que las células madre mesenquimales tienen plasticidad, o sea que pueden derivar en diversos tipos de tejidos y que, además, no generan rechazo en el receptor. Por eso, otro estudio que presentó en el meeting Micaela López León, de la UNLP, planteó la posibilidad de utilizarlas para patologías neurodegenerativas, como la esclerosis lateral amiotrófica, el mal que provocó la muerte de Fontanarrosa.

 

Fuente: diariodemocracia.com

Foto: diariodemocracia.com

Las clínicas dentales y médicas recomendadas en el sitio www.storeacell.com, son ajenas a nuestra empresa, por tanto, Store-a-Cell, S.A. de C.V. se deslinda de cualquier responsabilidad correspondiente a los servicios, procedimientos y tratamientos que éstas provean.